Nuestro tiempo es limitado y en muchas ocasiones tenemos demasiadas tareas que no podemos cumplir. Delegar efectivamente incrementa nuestra productividad y nos ayuda a recordar que el trabajo en equipo es una de las mejores formulas para alcanzar el éxito.

Muchas veces no delegamos en otras personas por culpa de falta de confianza, por creer que nadie puede hacer las cosas como nosotros o porque pensamos que perdemos más tiempo si delegamos nuestras tareas. Pero, al contrario de lo que creemos, delegar potencia nuestra productividad pues en el mismo tiempo podemos realizar más tareas. Delegar nos permite centrar nuestra energía y esfuerzo en las tareas que consideramos más importantes para nosotros.

Claves para delegar

Empezar a delegar en otras personas cuesta, lo sabemos. Por eso os damos algunas claves que nos pueden ayudar a delegar en los demás de manera efectiva.

  1. Definir lo que ha de hacerse. Este paso es muy importante pues ha de quedar claro cuál es la tarea que se ha de acometer.
  2. Asegurar que se entiende la tarea. Es clave que la persona que ha de realizar la tarea entienda qué es lo que ha de hacer, así evitaremos posibles confusiones y errores de realización de la tarea.
  3. Enseñar cómo deben hacerse las cosas sin ti. Para asegurarnos que la tarea se realiza cómo nosotros queremos hemos de mostrarle a la persona encargada de esta cómo ha de hacerlo para ofrecer lo mejor de sí.
  4. Confirmar que la persona ha entendido el proceso. Garantizarnos que la persona que ha de realizar la tarea ha entendido cómo ha de ser el proceso de realización nos dará una mayor tranquilidad.
  5. Determinar una fecha límite. Esta parte es importante pues todas las tareas tienen un plazo que han de cumplir y fijar la fecha unos días antes nos permitirá revisarla y asegurarnos que se ha hecho como queremos.
  6. Agradecer todos los progresos y cumplimientos de la tareas, así motivaremos a la persona o personas que llevan a cabo esa tarea.
  7. Transferir gradualmente una mayor responsabilidad al resto. Con esto demostraremos al resto del equipo que confiamos en ellos y que les otorgamos una parte de responsabilidad.

Delegar en los demás de manera efectiva es uno de los mejores indicadores de nuestra productividad y nuestra capacidad de liderazgo. Por eso hemos de aprender que no siempre vamos a ser nosotros los que podamos realizar todas las tareas que nos son encomendadas y que en ocasiones necesitaremos ayuda para llevarlas a cabo.

Recent Posts