Nos centramos tanto en buscar la manera de convertir nuestro tiempo de trabajo en algo altamente productivo que muchas veces no dejamos espacio para nuestro tiempo libre, algo que es realmente necesario para no sentirnos estresados y mejorar nuestra productividad.

Muchas somos las personas que en el momento en que tenemos unas horas de tiempo que no han estado saturadas de tareas o acciones no sabemos qué hacer y tenemos la sensación que ese tiempo es tiempo perdido, pero no es así.

Hacer productivo el tiempo libre

Hay muchas maneras de hacer que nuestro tiempo libre sea productivo y en este artículo descubrirás algunas de ellas.

  1. Planear nuestro tiempo de Ocio. Este tiempo sólo será útil si pensamos cómo lo podemos utilizar. La única persona que puede convertir nuestro tiempo libre en algo productivo somos nosotros mismos. Pasear, leer un libro, hablar con un viejo amigo… haz una lista con aquellas cosas que te gustaría hacer y procura introducirlas en esas horas libres.
  2. Separarlo de factores estresantes innecesarios. Este tiempo tiene un propósito muy claro: refrescarnos y mejorar nuestra energía, creatividad y sentido de nosotros mismos. Es por eso que debemos alejar aquellas actividades mundanas “útiles”- responder correos electrónicos, avanzar tareas, ver televisión- que no nos ofrecen ninguna ganancia para nuestro tiempo libre y hacen que este se difumine con el tiempo de trabajo.
  3. Extender nuestra zona de confort. Una buena forma de usar nuestro tiempo libre es descubrir nuevas cosas que hagan expandir nuestra zona de confort y nos ayuden a crecer personalmente.
  4. Modificar el uso de los medios de comunicación. Dejar la televisión fuera de nuestro tiempo libre y pensar formas creativas de utilizar los medios de comunicación hará que nuestro tiempo libre se ocupe con actividades útiles para difundir aquello que queremos compartir con el mundo. Hacer un vídeo para Youtube explicando algo que nos interese, escribir un poema, componer canciones… son solo algunas de las maneras para ocupar tu tiempo libre de forma productiva.
  5. Hacernos voluntarios. Si disponemos de suficiente tiempo libre podemos compartirlo con gente que lo necesita. Esto hará que adquiramos nuevos conocimientos, ampliemos nuestra experiencia y nos sintamos realizados al mismo tiempo que ayudamos a quien realmente lo necesita.
  6. Aprender por placer. La formación continua que muchos de nosotros seguimos esta muchas veces enfocada a guiarnos para obtener mayores ganancias con el trabajo, pero también existe la opción de aprender por simple placer. Utilizar nuestro tiempo para aprender aquellas cosas que siempre hemos querido aprender pero que siempre hemos ido aplazando por hacer otras tareas es otra forma de invertir nuestro tiempo libre.
  7. Disfrutar de nuestra afición o pasatiempo. Involucrarnos en una afición o pasatiempo es útil porque nos da la oportunidad de expandir nuestros conocimientos, mejorar habilidades y estar concentrado y con el cerebro activo además de disfrutar de nosotros mismos.
  8. Concentrarnos en nuestra espiritualidad. Nuestro tiempo libre es ideal para todo aquello que sea espiritual porque conseguimos espacio para desarrollarnos, reflexionar y pensar sobre lo realmente importante. Existen muchas formas de aprender  y conocer nuestro “yo” espiritual.
Recent Posts