¿Te cuesta levantarte por las mañanas? ¿Te levantas tan cansado que parece que no hayas dormido bien? ¿No te sientes capaz de empezar el día sin un buen café? ¿Necesitas un largo rato para activar tu cuerpo y mente? ¿Empiezas tu jornada laboral con dificultad? Si has respondido sí a todas las preguntas te encuentras dentro del extenso grupo de personas que se levantan cansadas y a quien les cuesta mucho ser productivo de buena mañana. Pero no te preocupes, en este artículo te explicamos los pasos a seguir para que eso no te ocurra.

Pasos para ser productivo desde que te levantas

  1. Contar con un despertador adecuado. Muchos somos los que usamos el clásico despertado que programamos a determinada hora y nos despierta sí o sí. Pero hay un tipo de despertadores que funcionan regulando nuestras etapas del sueño y nos despiertan en momento más adecuado para nosotros. Hipertextual nos enseña 10 aplicaciones móviles para  mejorar tu ciclo de sueño.
  2. Planificar la agenda el día anterior. Dedica un rato a última hora del día para planificar la agenda del día siguiente. Así te levantarás teniendo claro qué quieres hacer y podrás empezar tu jornada concentrado desde el minuto uno y ser más productivo.
  3. Marcar los objetivos del día.  Hazte la pregunta “¿Qué quieres conseguir ese día?”. Tener claro a dónde quieres llegar y que sean objetivos motivadores hará que te despiertes con ganas de cumplirlos y te centres para no perder el foco.
  4. Esperar 15 minutos para encender cualquier dispositivo electrónico. Reserva los primeros minutos del día para ti mismo. Ya tendrás tiempo para revisar los emails, redes sociales, etc. Lo mejor para evitar la tentación de consultar el Smartphone recién despierto es ponerlo en modo avión por la noche y desactivarlo una vez finalizada tu rutina matinal.
  5. Fijar pequeñas recompensas. Fija pequeños premios para que cada vez que finalices una tarea o consigas uno de tus objetivo puedas ver tu trabajo recompensado. Esto hará que sientas una mayor motivación por conseguir tus metas y seas más productivo.
  6. Ser consciente del resultado si no te despiertas a tu hora. Levantarte tarde hace que todo tu día se retrase. No levantarte a tu hora hace que seas menos productivo y dejes tareas inacabadas o por hacer, además de evitar que cumplas con tus objetivos dentro de tu jornada laboral. Has de tener 100% claro que retrasar tu hora de levantarte tiene efectos negativos en tu jornada y sobre tu productividad.

Estos son los pasos que nosotros seguimos cada mañana para levantarnos y ser productivos desde el primer momento del día. ¿Y tu, sigues estos pasos o tienes una rutina distinta? Danos tu opinión y cuéntanos que métodos utilizas.

Recent Posts