A todos nos embarga una cierta emoción cuando tenemos que desplazarnos por motivos de trabajo y creemos que podremos terminar con los pendientes, pero en realidad ser productivo mientras se viaja no es nada fácil.

Horarios irregulares, hacer poco ejercicio, dormir poco, tener recursos limitados, estar lejos de la familia, etc. hacen disminuir nuestra productividad. Para que esto no ocurra aquí tienes algunos consejos que pueden ayudarte.

Empieza rápido

Asegura la reserva de hotel y los vuelos tan pronto sepas en qué fechas vas a viajar. Esto te ayudará a ahorrar dinero y dar una imagen de persona responsable y organizada.

Planifica tu viaje

La planificación es muy importante. Introduce en tu calendario todos los horarios e información relacionados con el viaje (hora del vuelo, reserva de hotel, direcciones, eventos, etc.). Planea también tu tiempo libre, así evitarás pasarte horas aburrido sin saber qué hacer.

Sincroniza tus datos

Sincroniza todos los datos que vas a utilizar durante el viaje en todos tus dispositivos además de realizar una copia en local para que, en aquellos momentos sin Internet, puedas seguir trabajando.

Viaja ligero

Volar puede ser cansado, por lo que lleva sólo lo que vayas a utilizar. Planea tu vestuario para evitar llevar equipaje de más. Si vas a hacer una demostración intenta enviar las muestras al hotel donde te hospedes por adelantado, así no cargarás con ese peso.

Aprovecha el vuelo

Aprovecha el tiempo de vuelo para adelantar trabajo o hacer nuevos contactos. Nunca se sabe a quién puedes conocer.

Controla tu entorno

Cuando estas fuera es muy difícil controlar el entorno en el que te encuentras, pues se vuelve impredecible. Es por eso que siempre deberías llevar unos auriculares y música que te ayude a concentrarte y te proteja de entornos molestos.

Dedica tiempo para ti mismo/a

Aprovecha el tiempo fuera de la oficina para recuperarte y tomar un descanso en lugar de tratar de acabar todos los pendientes que tienes. Distraerte un poco te ayudará a estar más concentrado.

Cuidado con lo que comes

Durante los viajes la dieta cambia drásticamente y, como ya sabemos, afecta a la productividad. Intenta comer sano y ligero para tener más energía en todo momento y evitar sentirte pesado por la comidas copiosas.

Prioriza tus contactos

Prioriza tus nuevos contactos utilizando plataformas como Linkedin para mantenerte conectado. Nuevas conexiones pueden convertirse en nuevos contactos.

Prepárate para imprevistos

Cuando se viaja puede ocurrir cualquier cosa (vuelos que se retrasan, cambios de planes, etc.). Esto da tiempos que, si no se está preparado y aprovechan, pueden ser poco productivos.

Recent Posts