La revolución de los ordenadores eficientes.cloud-computingEl poder de la computación y las redes sigue creciendo a pasos agigantados, especialmente hacia horizontes poco imaginados, en esta ocasión se trata de una tecnología reciente que integra archivos e información para acceder a ellos en cualquier tiempo y lugar desde Internet, se trata de una mega tendencia conocida como computación en la nube o cloud computing.


Las aplicaciones y servicios para empresas han sido muy complicados y costosos a través del tiempo, necesitaban un gran equipo de expertos para instalar, configurar, probar, ejecutar, asegurar y actualizar las aplicaciones, imaginar cientos de aplicaciones parecía hasta imposible, pero ya no más.

La computación en la nube ha llegado para quitar a las compañías un gran peso de encima, es actualmente una de las herramientas más usadas en el mundo gracias a su rapidez, sencillez y gran flexibilidad, donde sitios web, herramientas e información pueden ser almacenados en la nube, así como bases de datos, emails y servicios.

¿Cómo funciona la computación en la nube?
Información, archivos, datos, procesos y más son almacenados en servidores dedicados dentro o fuera de la organización, donde a través de Internet se genera una conexión directa con los ordenadores, sistemas y dispositivos móviles de cada organización.

Debido a esta sencillez de funcionamiento puede establecerse este servicio en la nube en cuestión de días a un muy bajo costo.

La computación en la nube se clasifica en:
– SaaS. Software como servicio, donde la organización se suscribe a una aplicación a través de internet.
– PaaS. Plataforma como servicio, donde la organización puede crear sus propias aplicaciones y servicios para usarse en toda la compañía.
– Iaas. Infraestructura como servicio, donde la organización puede rentar y ofrecer servicios a otras organizaciones.

Ventajas de computación en la nube

Bajo costo: A diferencia del almacenamiento físico, el cloud computing representa un costo mucho menor debido a que se trata de una renta de espacio por utilización, sin costos adicionales, es decir no se requiere invertir en infraestructura ni hardware por lo que resulta más redituable.

Seguridad: Las organizaciones que prestan el servicio de almacenamiento en la nube contienen políticas y certificados de seguridad que garantizan el acceso adecuado y el control de la información.

Rapidez: Puedes acceder a la información de la organización de manera veloz, dependiendo de la conexión directamente a internet.

Flexibilidad: El acceso a la información es independiente del lugar físico donde se encuentre el usuario y desde diferentes dispositivos: ordenadores, móviles, tablets.

Estabilidad: Los servidores de computación en la nube funcionan con protocolos y funcionamiento controlado y dinámico para evitar fallos y errores con el uso de la información almacenada.

Escalabilidad: Gracias a la gran flexibilidad de la computación en la nube se pueden realizar cambios en la infraestructura en la empresa sin que afecte el uso y la conexión a la información en la nube

Colaboración: el control de archivos de manera remota permite compartir información y datos de manera compartida para generar una trabajo colaborativo dentro o fuera de la compañía.

Facilidad: Para establecer el servicio y conexiones se requiere de configuraciones sencillas que hacen que todas las actividades se vuelvan fáciles pero totalmente funcionales.

Estos son los motivos por los que la computación en la nube está generando toda una revolución en la tecnología global; Definitivamente la computación en la nube está rompiendo barreras y se está convirtiendo en un servicio por excelencia en grandes empresas, permite incrementar la productividad, capacidad de realizar conexiones de manera remota desde cualquier lugar.

Escoge la revolución de computación en la nube y gana un nuevo nivel de eficiencia  y éxito para tu empresa.

Recent Posts