Entramos en la recta final del año y es momento para hacer una reflexión sobre cómo ha ido este 2015 y planificar cómo queremos que funcione el 2016. Seguramente este año no nos ha dado tiempo para llevar a cabo y finalizar todos aquellos proyectos que teníamos en mente, por eso es importante hacer un  repaso de nuestro año y analizar cómo podemos mejorarlo en el próximo.

Revisa y analiza todos tus proyectos

Antes de ponernos a planificar el nuevo año debemos revisar el 2015 para saber cómo encarar el nuevo año en términos de productividad. Comprobar aquellas metas que hemos conseguido y las que aún nos falta alcanzar o decidir qué proyectos queremos (y podemos) finalizar este año y en cuales seguiremos trabajando en el 2016, son dos pasos muy importantes para ello.

Crear una lista nueva

Una vez analizado el 2015, lo primero que hemos de hacer es crear una lista con aquellas tareas o proyectos que queríamos hacer este 2015 pero que por distintos motivos no hemos cumplido. A esta lista añadiremos aquellos objetivos que queramos cumplir en el año próximo. Para ello podemos recurrir al papel y bolígrafo de toda la vida o a distintas aplicaciones muy útiles para eso.

Priorizar objetivos

Con la lista en la mano es momento de priorizar. Seguramente no podamos llegar a realizar todos los proyectos y tareas que nos hemos marcado para este 2016, con lo que debemos estipular cuales son de mayor interés e importancia para nosotros. Enfocarnos en pocos proyectos nos ayudará a ser más efectivo y cumplirlos más fácilmente.

Planificar tus acciones

Teniendo claro nuestras prioridades es momento de pensar en la implementación. Hemos de crear un plan donde se reflejen todas las acciones a cumplir en este 2016 y el plazo en el que las queremos cumplir.

Entrar en acción

Cuando ya tenemos el 2016 planificado llega el momento de entrar en acción. Esta planificación nos ayudará a saber hacia dónde encarar el nuevo año, pero hemos de tener claro que no es algo inamovible. Según pasa el tiempo veremos si esta planificación es la que más nos conviene y aplicaremos modificaciones sobre ella.

No olvidemos que cada minuto que invirtamos en planificar será tiempo que ahorraremos en la ejecución. Sabiendo hacia donde nos dirigimos, nos será más fácil enfocarnos en cumplir nuestros objetivos. Por eso es muy importante que dediquemos los últimos días de este 2015 a reflexionar y planificar el funcionamiento del año al que estamos llegando.

Recent Posts
Comments
pingbacks / trackbacks
  • […] el 2015 revisando y planeando el nuevo año al que, sin darnos cuenta, estamos a punto de dejar atrás. Os recomendamos que este final de 2016 […]