El estrés esta tan presente en nuestro día a día que puede llegar a hacerse cargo de nuestra vida. Son muchas las cosas que tenemos que hacer y poco tiempo para conseguirlo lo que nos lleva a una espiral que sólo puede acabar mal si no le ponemos remedio. El estrés puede causar efectos perjudiciales para nuestro cuerpo y mente, por eso es importante que hagamos todo lo posible por minimizarlo y eliminarlo de nuestro día a día.

Nuevos consejos contra el estrés

Para eliminar el estrés es importante que practiquemos hábitos de relajación y ejercicio físico, así nuestra mente se mantendrá despejada y nuestro estado de ánimo mejorará. También hemos de controlar los hábitos de sueño y alimentación para mantener nuestra energía alta. Si bien estos consejos son esenciales para prevenir el estrés, hay otros consejos que nos ayudan a reducirlo de forma rápida.

Abandona los aparatos tecnológicos

Si nuestro estrés esta provocado por el trabajo, lo mejor que podemos hacer es tomarnos un brake lejos del ordenador, tablet o Smartphone. La exposición excesiva a este tipo de aparato tecnológico nos causa una importante tensión en la vista que se convierte en dolor de cabeza o, incluso, en migraña. Por lo que hacer un descanso cada tanto para relajarnos y despejarnos nos ayudara a mejorar nuestro estado de ánimo.

Respira

Cuando nos sentimos con estrés, alejarnos de lo que estemos haciendo y respirar nos puede ayudar. La mejor forma de hacerlo es cerrando los ojos y respirar profundamente las veces que necesitemos, poco a poco nuestra mente se tranquilizará y encontrará su ritmo correcto.

Utiliza el agua como terapia

Estar cerca del agua tiene un efecto tranquilizador, pero sabemos que durante de la jornada laboral es difícil. Por eso recomendamos que te tomes 5 minutos para ponerte los auriculares y escuchar el sonido de las olas del mar, o la calma de un lago o incluso el sonido de la lluvia. Es algo que nos ayudará a calmarnos y mejorar nuestro humor. Eso sí, hay que hacerlo con los ojos cerrados para ponernos en situación.

Motívate

Muchas veces el estrés nos llega por estar pensando constantemente en todo lo que nos lo genera. En este caso es mejor sustituir esos pensamientos por otros más positivos. Es importante que estemos motivados para cumplir con nuestras tareas sin sentirnos agobiados.

Organízate

Si nos sentimos muy abrumados lo mejor es organizarnos. En ocasiones nos ocurre que nos estresamos porque vemos que todo a nuestro alrededor esta desordenado o que no tenemos claro cómo abordar las tareas pendientes. Por eso es importante ordenar nuestro entorno y clasificar las tareas según su prioridad. Tener todo organizado nos dará una mayor sensación de control y nuestro estrés disminuirá considerablemente.

Y tú, ¿qué trucos tienes para reducir el estrés? ¡Cuéntanoslos!

Recent Posts