Tener ilusiones, objetivos y metas en la vida es fundamental. Por eso cada vez que empezamos un nuevo proyecto y nos estancamos en alguna fase empezamos a sentirnos frustrados porque vemos que no avanzamos.
Muchas veces nos obcecamos con los objetivos y metas a los que queremos llegar pero no prestamos suficiente atención al proceso, parte muy importante para lograr nuestros propósitos, por eso nos quedamos bloqueados en un punto del proyecto del que esperamos salir sin hacer nada. Aquí es donde la constancia y el esfuerzo nos ayudaran a avanzar y seguir hacia adelante.

TRABAJAR LA CONSTANCIA

Tomarte un café, leer un libro, lavarte los dientes… estos son hábitos que haces a diario de manera inconsciente y que demuestran que la constancia es una cualidad que todos tenemos. Sólo hay que aprender a potenciarla y trabajarla de manera consciente para conseguir nuestras metas.
Por muchas ideas y talento que tengamos, si no sabemos ser constantes no lograremos el éxito en lo que nos propongamos. Por eso desde Interbel s) os proponemos algunos consejos para aprender a ser constantes sin dejarnos la vida en ello.

DESCUBRIRTE Y MOTIVARTE

Lo más importante para conseguir todo lo que nos propongamos es estar motivados. Y para ello es fundamental que nos conozcamos muy bien. Parece absurdo pero muchas veces no nos prestamos la atención suficiente.
Reflexionar sobre nosotros mismos nos permitirá saber en qué punto nos encontramos y qué queremos para nuestra vida. Saber qué ganamos y qué perdemos escogiendo un camino u otro nos ayudará a enfocarnos en lo que realmente queremos para nosotros y ser constantes para conseguirlo.

CENTRARNOS EN NUESTRO DÍA A DÍA

Una vez sabemos qué camino coger y cuáles son nuestras intenciones, hemos de centrar nuestra atención en el ahora, en las acciones que llevamos a cabo a diario.
El apartar las expectativas sobre nuestros objetivos y enfocarnos en el día a día nos ayudará a verlo con una nueva perspectiva y encontrar múltiples opciones para llevar a cabo aquello que nos ocupa.

DESARROLLA UN PLAN DE ACCIÓN

Para comenzar cualquier proyecto que tengamos en mente, hemos de tener claro que acciones llevar a cabo. Plasmar estas acciones (y concretarlas) en un papel nos ayudará a tener claro cuál es el camino a seguir.
Conocer nuestro plan de acción nos ayudará a pensar a corto plazo, ser constantes e ir desarrollando nuestro proyecto sin sentirnos abrumados.

TEN UN PLAN ALTERNATIVO

Como ya hemos dicho, lo mejor que podemos hacer es centrar la atención en el proceso y no en los resultados. Esto nos ayudará a encontrar alternativas en caso que nos quedemos estancados en un punto determinado del proceso.
Ser conscientes del proceso, nos permite ver en qué circunstancias nos encontramos y detectar si hemos de modificar algún aspecto del proceso. Esta flexibilidad nos ayudará a ser constantes y evitar que nos obcequemos en hacer las cosas de una única manera.

BUSCA APOYOS

Saber que contamos con apoyos o compañeros de viaje nos hace el camino más ligero y ameno. Por eso lo mejor que podemos hacer es rodearnos de personas que sean valiosas e importantes para nosotros y que compartan nuestra visión y forma de vivir.
Contar con personas que nos apoyen en nuestros momentos de duda, miedo o inseguridad y adquirir compromisos con otras personas fortalecerá nuestra motivación y nos ayudará a ser más constantes.

Para finalizar os dejamos con esta cita de Mahatma Gandhi que refleja la esencia de este post.

Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa. Mahatma Gandhi (1869 – 1948)

¿Quieres saber más consejos sobre Productividad?

Inscríbete en nuestro blog

y no te pierdas ningún consejo sobre como mejorar tu Productividad


Recent Posts