Casi siempre que empezamos a trabajar en una nueva herramienta productiva estamos muy motivados y la encontramos relativamente fácil de utilizar, pero con el paso del tiempo vamos cargando documentación y más documentación en la herramienta y esta deja de ser igual de simple que al principio. Cuando nos damos cuenta de esto ha llegado el momento de preguntarse ¿Es momento de hacer borrón y cuenta nueva?

CAMBIAR DE HERRAMIENTA

Cuando nos planteamos esa pregunta hay dos posibles soluciones al respecto. Una es la opción de eliminar todo lo que tenemos en dicha herramienta y comenzar de nuevo. Y la otra es buscar una nueva herramienta. Es aquí cuando se nos plantea un nuevo dilema.

Solemos pensar que por dominar una herramienta aumenta nuestra productividad, pero no siempre es así. Hay quien piensa que si algo funciona es mejor no tocarlo, pero ¿y si no funciona tan bien como pensamos?

Muchas veces nos anclamos en el uso de una herramienta porque ya la sabemos utilizar y como nos funciona ya nos vale. Pero hemos de aprender a salir de nuestra zona de confort y probar nuevas herramientas que nos puedan ayudar a mejorar aún más.

Mantenernos en nuestra zona de comodidad hará que el proceso se ralentice hasta llegar al punto de pararlo. Decidimos empezar con una herramienta nueva porque pensamos que nos hará mejorar y nuestra eficacia y productividad aumentaran, pero cuando ya nos hemos adaptado a la herramienta la curva de productividad empieza a descender.

Existen muchas maneras para intentar mantener nuestra curva de productividad en niveles altos de manera prolongada, y una de ellas es el uso de nuevas herramientas cada cierto tiempo. Este cambio hará que potenciemos nuestra productividad y nos alejará de la des-aceleración de nuestro progreso productivo.

¿Quieres saber cómo aumentar tu Productividad?

Desde Interbel te ofrecemos el curso Productividad del Email con el que aprenderás a administrar tu correo y aumentar tu productividad. Si quieres saber más contacta con nosotros.

Recent Posts