9 errores de copias de seguridad que puedes cometer

¿Proteges tus datos con algún software de copias de seguridad? Si tu respuesta es sí, seguramente hayas cometido alguno de los peores errores que pueden llegar a cometerse acerca de las copias de seguridad. Descubre en este post los 9 errores más perjudiciales y qué hacer para evitarlos.

1.     Realización de copias de seguridad

Muchos de nosotros queremos controlar el proceso y es de lo más natural. Ya sea copiando y pegando nuestros datos en una unidad de disco o realizando una copia de seguridad por petición de algún software, ser práctico es una mala idea.

Al querer hacerlo manualmente estamos introduciendo el error humano en la ecuación. Seguramente en algún momento olvidemos  hacer la copia de seguridad. Esto no solo es arriesgado, si no que es una pérdida de tiempo innecesaria.

Realizar copias de seguridad de forma manual, también es probable que no tengamos el control de las versiones y, por ejemplo, no tendremos la capacidad de hacer retroceder un archivo a un determinado momento.

¿Qué hemos de hacer? Para no cometer este error, lo mejor que podemos hacer es utilizar un software de copia de seguridad automatizado. Podemos establecer un calendario de copias de seguridad que se adapte a nuestras necesidades. Una vez programado, se trata principalmente de establecer y olvidar, con la excepción de leer informes de forma ocasional.

2.     Solo retroceder a un lugar

Hemos hecho una copia de seguridad de tus datos. ¡Perfecto! ¿Hemos hecho dos? Aún mejor. Te preguntarás por qué.

La razón es muy sencilla: tener una copia de seguridad en dos dispositivos distintos es más seguro que tener una única copia de seguridad.

¿Por qué? Son varios los motivos, pero la razón más sencilla de explicar es que si el dispositivo donde se guarda la copia de seguridad se ve comprometido (daño físico, fallo de hardware, robo, perdida…), nuestros datos pueden perderse.

¿Qué debemos hacer? Realizar copias de seguridad en distintos tipos de dispositivo para minimizar los posibles fallos de hardware. Hemos de asegurarnos que uno de los dispositivos este fuera del lugar físico, preferiblemente en una nube (pública o privada)  en la que se pueda hacer una copia de seguridad.

3.     Sólo copia de seguridad de datos, no de sistemas.

Hacer copias de seguridad sólo de nuestros datos más importantes puede ahorrarnos tiempo y espacio. Requiere menos espacio de almacenamiento, algo importante si estamos pagando para almacenarlo en la nube, y si nuestro sistema falla, no es demasiado difícil de limpiar y reinstalar, ¿verdad?  Este es uno de los peores errores que podamos cometer.

¿Qué tenemos que hacer? Hemos de realizar una copia de seguridad competa del sistema una vez por semana, especialmente si la hacemos en un servidor.  Una copia de seguridad completa – conocida también como “instantánea de imagen” – no solo copia nuestros datos, si no que hace una instantánea de todo nuestro sistema incluyendo programas y sistema operativo.

Hay una serie de razones por las que es una buena idea: podemos retroceder el sistema al momento previo de un incidente mayor. El tiempo de inactividad se minimiza. Nos saltamos el doloroso proceso de reinstalación. No olvidaremos ningún dato crucial. Y lo más importante, evitaremos problemas de compatibilidad al reinstalar una aplicación y encontrar que nuestros datos no están sincronizados.

4.     Solo nos centramos en las copias de seguridad

Hemos configurado nuestras copias de seguridad y nos queda mucho espacio en el dispositivo de destino. Incluso estamos haciendo copias de seguridad en distintos dispositivos. Ya no tenemos que levantar un dedo nunca más.

Esto no es correcto. Cierto que las copias de seguridad son una gran parte de la solución de copia de seguridad, pero no son la parte más importante. Lo que realmente importa es recuperar nuestros datos. ¿De qué nos sirve almacenarlo si no se puede recuperar correctamente?

¿Qué hemos de hacer? Realizar una restauración de prueba de nuestros datos de forma ocasional. Esta restauración nos permitirá comprobar que todo funciona correctamente.

Incluso si tenemos un sistema de verificación de respaldo automatizado, no podemos confiar 100% en el. Los tipos de datos de los que se pueden hacer copias de seguridad son prácticamente infinitos, y un sistema de verificación sólo puede buscar un número de limitado de problemas en su lista de verificación. La mejor manera de asegurarse es revisarlo de vez en cuando.

5.     Confusión entre la copia de seguridad, sincronización y almacenamiento en la nube

Muchos de nosotros enviamos nuestros datos a la nube, pero algunas personas utilizan una herramienta equivocada para el trabajo. Esto puede causar problemas, porque se puede creer que tiene un mayor nivel de seguridad del que realmente tiene.

El uso de una solución Cloud Sync (por ejemplo: Dropbox, Google Drive…) es muy buena para proteger los datos de usuarios domésticos y compartir sus datos con otros, pero cuando hay que proteger grandes cantidades de datos, no se tiene control de la versión.  Factor decisivo para casi cualquier negocio.

¿Qué debemos hacer? Si protegemos los datos de casa, nada. Si estamos protegiendo datos comerciales, tenemos que dejar de utilizar el Cloud Sync o el almacenamiento en la nube manual (copiar y pegar) y empezar a usar una solución automatizada de copia de seguridad en la nube.

6.     No tener planificación futura

Nuestro jefe quiere saber que está aprovechando al máximo el espacio en el servidor y no quiere gastar ni un euro más. Lo entendemos, pero cuando las necesidades de su negocio crezcan – algo que hará si las cosas van bien – entonces tendrá muchos problemas de golpe.

Si no tiene suficiente espacio de almacenamiento en el dispositivo de destino, la copia de seguridad falla. Y si no se revisan los informes de trabajo con regularidad, esto significa que se puede sufrir un desastre de datos y descubrir que no se ha realizado ninguna copia de seguridad exitosa en los últimos meses.

¿Qué tenemos que hacer? Hemos de elaborar un plan de crecimiento. Asegurarnos de tener un espació en el dispositivo de destino, no solo para la próxima de copia de seguridad, sino también para todas las copias de seguridad que se tendrán que almacenar en ese dispositivo.  Hemos de asegurarnos de tener en cuenta el crecimiento de los datos. Lo ideal es adoptar una solución escalable como la nube.

7.     Dejar las cosas inseguras

Las copias de seguridad cubren muchos escenarios, pero no nos protegen contra todos los escenarios posibles. Si algo como ransomware entra en nuestra copia de seguridad nuestros datos se verán comprometidos.

¿Qué hemos de hacer? Hemos de tener en cuenta la seguridad cuando se trata de las copias de seguridad. Esto significa utilizar herramientas anti-ransomware, como CryptoSafeGuard,  para proteger nuestras copias de seguridad.

8.     Esquema de rotación de disco demasiado corto.

Imagina que tenemos un esquema de rotación de disco de dos semanas. Esto parece funcionar, pero luego tenemos un servidor que falla por motivos de corrupción. Cuando intentas restaurar desde la copia de seguridad, descubres que ha hecho una copia de seguridad de esta corrupción y, debido a que la corrupción existió durante algún tiempo, no podemos encontrar ninguna copia de seguridad que este bien.

¿Qué debemos hacer? Para evitar casos como este, tenemos que utilizar un esquema de rotación que incluya una copia de seguridad mensual que se incluya durante 12 meses o que mantenga parte de su copia de seguridad como archivos a largo plazo.

9.     No tener copias de seguridad locales

Enviamos las copias de seguridad mediante un servicio de mensajería o enviándolas a la nube. Estas son muy buenas soluciones, pero no por ellos hemos de utilizarlas como única solución. ¿Por qué? Sencillo. Si hay un fallo en el servidor, pueden pasar horas o días antes de que se pueda recuperar todo.

¿Qué tenemos que hacer? Mantener siempre una copia de seguridad en el dispositivo local para poder restaurar los servidores de forma rápida.  Otra alternativa es asegurarnos de no enviar las copias de seguridad demasiado rápido en caso de que ocurra algo.

 

Ahora que ya sabes cuales son los errores más habituales y cómo evitarlos, solo queda llevarlo a la práctica.

Qué soluciones te ofrece BackupAssist:


– Backup y restauración  granular para Windows con protección anti-ransomware.
– Gestión de múltiples medios de almacenamiento, incluso en la nube.
– Administración y monitorización centralizada y remota.
– Complementos adicionales para Exchange, SQL, cintas, rsync

Start typing and press Enter to search

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies. Política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Qué hacer o no hacer ante un ataque de ransomware