¿Tu ordenador va muy lento? Realiza una copia de seguridad y restaura windows.

Si un día te encuentras preguntándote por qué tu ordenador va muy lento, quizás ya sea hora de realizar una copia de seguridad y restaurar Windows para volver a mejores días. Ahora, ¿realmente es necesario hacer una copia de seguridad? Lo es, y ahora te diremos por qué.

¿Qué es una copia de seguridad? ¿Cuál es su utilidad?

Como ya se ha visto en otras oportunidades, la pérdida de datos es una amenaza real, tanto para ti como para las grandes corporaciones. Tu ordenador, tristemente, no es indestructible. Un fallo de software, un virus o un error humano puede hacer tu ordenador muy lento y que pierdas cosas importantes para ti. Entonces, la solución es guardar un duplicado de los archivos más importantes, realizando una copia de seguridad o backup. El objetivo de esto es poder recuperar tus archivos en caso de que algo malo suceda, realizando una Restauración.

El mejor consejo que podemos darte es que no guardes todo sino lo que es realmente importante para ti. Además, de ser posible, guarda la información en una unidad de almacenamiento externa. De esta manera, aunque se estropeara o perdieras tu portátil, tu información estaría segura de todos modos.

¿Qué tipos de copia de seguridad existen?

Hay cuatro tipos de copias de seguridad, entre los que puedes elegir según tus necesidades:
  • Copia de seguridad completa: Son las más básicas. Copia los datos a una unidad externa, y su tiempo de restauración es muy breve. Su lado negativo es que hacer la copia completa es muy lento. Además, se necesita un espacio muy grande para guardar toda la información. Estas son las copias que hace Windows 10 por defecto.
  • Copia de seguridad incremental: Éstas sólo copian los datos que variaron deste el último backup. Para ello, tu ordenador utilizará las fechas y horas de modificación, ahorrando bastante tiempo. Como último punto positivo, también se ahorra mucho espacio.
  • Copia de seguridad diferencial: Es muy similar al tipo anterior, pero toma como referencia la última copia de seguridad completa. Entonces, sólo copiará los datos que se hayan modificado desde la última copia completa.
  • Copia de seguridad espejo: Ésta es muy similar a la primera, sólo que no comprime los archivos que copies. Como consecuencia, ocupan más espacio y son más inseguras. ¿Lo positivo? Ganarás tiempo al momento de la restauración.

¿Qué datos deberías guardar en tu copia?

Como dijimos antes, cada uno tiene su propia idea de qué es importante. Sin embargo, hay detalles que pueden ayudarte a decidir, como el espacio con el que cuentes. Si es más bien limitado, deberías darle prioridad a documentos del trabajo y de tipo personal que no tengas guardados en otra parte.

Las fotografías, que solemos conservar con mucho aprecio, deberían ser guardadas en la nube. De esta manera, puedes recuperarlas en cualquier momento sin sacrificar tu valioso espacio.

Por último, los archivos como música o películas (que sean fácilmente recuperables) no deberían ser una prioridad.

Si te cuesta decidir, puedes preguntarte qué es lo que realmente quisieras salvar en caso de una emergencia.

¿Qué soportes debería utilizar?

Actualmente, lo mejor que puedes hacer es recurrir a  los discos duros externos para realizar allí tus copias. Su coste es mínimo comparado con los beneficios que te proporcionan, y hay muchos de capacidad interesante.

También puedes utilizar unidades USB, SD o incluso microSD, ya que tienen bastante capacidad y son fácilmente transportables.

Otra opción es montar un disco duro en RAID dentro del PC. Al hacerlo, el disco duro actuará como una unidad de almacenamiento externa, pero manteniéndose dentro del ordenador, de manera que no instalas aplicaciones en él porque el sistema operativo no lo “ve”, pero sí lo puedes utilizar para hacer copias de seguridad.

¿Cada cuánto debo realizar una copia de seguridad?

En este punto, te aconsejamos no realizarlas muy seguido. Si lo haces, gastarás demasiado tiempo y ocuparás lugar importante. Por otro lado, si tardas demasiado puedes perder cambios de archivos que sean importantes para ti. ¿Nuestro consejo? Busca tu propio equilibrio. Nadie más que tú sabe qué pasa con tus datos, por lo que deberás aplicar tu propio juicio. Además, debes considerar siempre el tiempo y el espacio para realizar una copia de seguridad.

Por último, y no menos importante: no olvides desconectar tus unidades externas cuando termines de hacer las copias. Si no lo haces, un virus que entrara en tu ordenador podría infectar tus copias de seguridad.

Nuestro consejo es que consigas un buen software que te permita realizar un backup y cuente además con protección extra para tus archivos, como BackupAssist.

Qué soluciones te ofrece BackupAssist:

– Backup y restauración granular para Windows con protección anti-ransomware.
– Gestión de múltiples medios de almacenamiento, incluso en la nube.
– Administración y monitorización centralizada y remota.
– Complementos adicionales para Exchange, SQL, cintas, rsync.

Start typing and press Enter to search

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies. Política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Los administradores de sistemas prefieren la fiabilidad