Right people/ right seats: cómo conesguir a las personas adecuadas

Actualmente es muy frecuente que las empresas, tras varios meses de teletrabajo obligado, se encuentren en un proceso de decisión sobre qué modelo organizativo es el adecuado y no es de extrañar que oigamos a los líderes de las empresas más exitosas atribuir su éxito a tener “buenas personas”. Pero ¿Qué significa esto? Cada uno de ellos te dará una respuesta y perspectiva diferente pero todos coinciden en lo mismo: se trata que las personas adecuadas ocupen los asientos adecuados.

Muchas personas creen que los grandes líderes comienzan su viaje indicando la dirección hacia la que se van a dirigir, pero no es así. La mayoría se centran en la disciplina de primero quien y luego qué. Es decir, primero buscan a las personas adecuadas y luego deciden hacía donde van sin importar las consecuencias.

Modelo right people/ right seats

Para conseguir el éxito, los grandes líderes basan su modelo de gestión en el modelo right people/right seats creado por Jim Collins. En su libro “Good to Great”, Collins habla de la necesidad de enfocar el modelo de gestión hacia las personas. Contar con las personas adecuadas en los asientos adecuados hará que la empresa evolucione de mejor forma y consiga mayor éxito.

Este modelo se basa en 4 pasos para conseguir el éxito . Veamos cuales son:

1.      Conseguir a las personas adecuadas

En un modelo basado en las personas, estas son lo más importante aunque pueda parecer obvio. Por lo que es vital que los líderes sean rigurosos en el proceso de selección de personas. Contratar personal nuevo siempre es un riesgo, por eso es necesario que se invierta un buen tiempo en evaluar a cada candidato. Una buena manera de hacerlo es valerse de dispositivos de evaluación (entrevistas, pruebas, referencias, etc.)

Collins defiende que si se duda, lo mejor es no contratar a nadie y dejar el asiento vacío. Esto hará que se deba asumir trabajo adicional, pero nos dará margen para encontrar a la persona adecuada.

Es importante que una vez conseguidas las personas adecuadas, estas se queden en la empresa durante mucho. Para ello se ha de hacer un buen trabajo de  evaluación del método y de retención de talento.

2.      Sentarlas en los asientos adecuados

El siguiente paso es asegurarse que las personas adecuadas estén en los puestos adecuados. Esto no significa que el 100% de TODOS los asientos tienen a las personas adecuadas, sino que los asientos claves SI que tengan a las personas adecuadas.

Si se cree que puede haber “alguien equivocado” en el puesto, primero démosle el beneficio de la duda de que a lo mejor no está en el lugar indicado. Antes de prescindir de dicha persona, se le ha de dar la oportunidad de demostrar su valía en un asiento distinto. Si aun así no lo logra, entonces sí que se trata de una persona equivocada para la empresa.

3.      Prescindir de las personas equivocadas

Una vez decididos los cambios de personas, se ha de valorar si realmente no encajan en la cultura y los valores empresariales. Si definitivamente no hay posibilidad de encaje, los líderes han de ser rigurosos con la decisión, pero sin ser despiadados.

Prescindir de una persona siempre es un paso desagradable para la mayoría de nosotros, por eso es importante que ayudemos a las personas a salir con dignidad y gracia de la empresa. Contar con antiguos trabajadores que, aun sin trabajar en la empresa, tengan sentimientos positivos de la organización ayudará a que su employer branding sea aún más positivo.

4.      Poner “a quién” antes de “a qué”

Ante cualquier problema u oportunidad que se presente, hay que cambiar la pregunta “¿qué debemos hacer?” por “quien”: “¿quién es la persona adecuada para asumir la responsabilidad de esto?”.

Los líderes han de dedicar una parte importante de tiempo a las decisiones de las personas: contratar a las personas adecuadas, colocarlas en los asientos adecuados, evaluar que personas no han de estar en la empresa, desarrollar a las personas en asientos más grandes, planificar la sucesión, etc.

 

Con este método, conseguiremos que los empleados trabajen dentro de su Habilidad Única (combinación de pasión y talento) y que todos remen hacia la misma dirección para conseguir un objetivo común. Esto permite que las empresas consigan llegar a sus objetivos de manera más rápida, eficiente y con una cultura que mantiene a los empleados comprometidos y entusiasmados con su trabajo.

 

Si te ha parecido interesante, no dejes de leer nuestro blog donde os damos píldoras sobre cómo mejorar la productividad y aplicar el smart working.

Start typing and press Enter to search